jueves, 28 de abril de 2016

LAS CURIOSAS CORTESANAS VENECIANAS

LAS CURIOSAS CORTESANAS VENECIANAS


LAS CURIOSAS CORTESANAS VENECIANAS
Jan_Morris, en su libro The world of Venice  (1995) nos relata que en la Venecia del siglo XVI había aproximadamente 2.900 mujeres nobles, 2.500 monjas, 2.000 mujeres comerciantes y más de 11.600 Cortesanas en la ciudad.
El gobierno de la Serenísima había instituido el uso de “luces rojas” en el Rialto, único lugar donde las Cortesanas podían vivir y ejercer como meretrices.
En esta zona se encuentra el Ponte delle Tette (Puente de los Pechos) en el Rio Terà delle Carampane, lugar donde era costumbre ver a las jóvenes Cortesanas asomarse con los pechos al aire a modo de reclamo. La costumbre de enseñar el seno, además de desempeñar una función puramente comercial, fue una imposición del gobierno para luchar con la difusión de la homosexualidad durante el siglo XVI. En aquellos años, cada semana se reunía el consejo de los diputados para decidir el futuro de los culpables de sodomía, a los que a menudo se quemaban y se colgaban de las dos columnas de la plaza de S. Marco. La República de Venecia regulaba con mano de hierro la conducta de las cortesanas. Sólo podían ir a los restaurantes y pasear por Venecia los sábados, pena de azotes y de una multa pecuniaria. En la mayoría de los casos, las Cortesanas eran personas influyentes y carismáticas gracias a sus amistades encumbradas.
Muchas de esas Cortesanas eran jóvenes hermosas y con más alto nivel de educación que otras mujeres de la época. Hubo algunas que lograron una vida de lujo que nunca podrían haber logrado de otra manera. Éstas ganaban tanto como el capitán de un buque y el doble del salario de un maestro comerciante. Algunas eran incluso capaces de ahorrar suficiente dinero para contraer matrimonio con una dote considerable.
Una de las cortesanas más famosas de la época Veronica Castro (1546-1591), de familia burguesa y que triunfó como escritora. Su obra más conocida “Terze Rima (1575).
También publicó “Il Catalogo di tutte le piu principale et honorate cortigiane di Venecia” en el que dio los nombres, direcciones y los precios de las más destacadas cortesanas de Venecia.
En 1574, recibió en su salón a Enrique III de Francia, hijo Catalina de Medicis, a punto de ser coronado Rey de Francia, dejando un testimonio poético del encuentro.


AUTOR: ALFRED LÓPEZ  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada