domingo, 31 de enero de 2016

BARTOLOMEO BERETTA, EL FABRICANTE DE ARMAS MÁS ANTIGUO

BARTOLOMEO BERETTA, EL FABRICANTE DE ARMAS MÁS ANTIGUO

BARTOLOMEO BERETTA, EL FABRICANTE DE ARMAS MÁS ANTIGUO


Cuando el maestro Bartolomeo Beretta (1490-1565/68) estableció su taller en Brescia, en la Lombardía italiana, en 1526. La zona del valle del rio Meccia, rica en hierro, tenía antecedentes en la fabricación de armas desde antes de la llegada de los romanos y gran cantidad de forjas funcionaban por toda la zona, y fue en ésta zona donde se fabricaron las primeras armas de fuego de toda Italia.

Recibió 496 ducados como pago por su primer gran encargo que fueron 185 ánimas de arcabuz para el Arsenal de Venecia. Los productos Beretta eran elegidos por la República de Venecia debido a su excelencia.

BARTOLOMEO BERETTA, EL FABRICANTE DE ARMAS MÁS ANTIGUO
La documentación de la orden de venta de esta transacción todavía se conserva en los archivos de la familia Beretta.

Desde entonces, el negocio fundado por Bartolomeo Beretta y el nombre de Beretta se convirtió en sinónimo de calidad, diseño materiales, construcción y rendimiento sin compromiso, la palabra traspaso las fronteras Italianas, estableciendo una tradición que ha continuado por las manos de dieciséis generaciones de su propia familia.

Los secretos del negocio y atención al detalle que heredo Jacopo (1520/25-...) de su padre Bartolomeo se pasaron a su propio hijo Giovanniono (1550-1577), luego a su nieto Giovan Antonio (1577-1649)- y así continuamente de un siglo al siguiente. La sociedad fue oficalmente inscripta en el registro de Brescia por Pietro Beretta de Lodovico hacia el año 1680.
BARTOLOMEO BERETTA, EL FABRICANTE DE ARMAS MÁS ANTIGUO
A principios de 1800 Pietro Antonio Beretta (1791-1853), aun con las dificultades provocadas por constantes guerras y la dominación extranjera, viajo a través de Italia para demostrar la superior calidad de sus productos y conseguir encargos. El hijo de Pietro Antonio Guiseppe (1840-1903) continúo el arduo trabajo que comenzó su padre, creando nuevas oportunidades para la compañía a través de la distribución internacional.

A principios de 1900 Pietro (1870-1957) tomo las riendas de la compañía, introduciendo los métodos de producción modernos, muchas patentes de mecanismos y una simplificada construcción, consecuentemente estableciendo a Beretta como el primer productor de armas Italianas y uno de las más modernas fabricas de producción de armas de fuego en el mundo. El proceso de modernización fue continuado por Guiseppe (1906-1993) y Carlo (1908-1984), asegurando el carácter multinacional de la compañía con actividad productiva en numerosos países europeos y a través de los estados unidos. Estos esfuerzos crearon éxito dos negocios en los sectores militares, policiales y el privado.

Hoy, bajo el liderazgo de Cav. Ugo Gussalli Beretta y sus hijos, Franco y Pietro, Beretta embarca en el tercer milenio con la ventaja de siglos de experiencia. Esa experiencia, combinada con inversiones en tecnología, organización y el crecimiento de las líneas del producto, han preparado a Beretta para la demanda del mercado global del siglo veintiuno.


BARTOLOMEO BERETTA, EL FABRICANTE DE ARMAS MÁS ANTIGUO

En la actualidad, la pistola Beretta 92 es el arma corta reglamentaria —entre otros muchos cuerpos militares y de policía— de la Guardia Civil española, de la Policía Montada de Canadá y, bajo la denominación de M9, de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

Como tal, Beretta ha estado en servicio en la guerra del Golfo, en la guerra de Afganistán de 2001 y en la invasión de Irak de 2003. Pero antes de estos conflictos, Beretta también ha suministrado armas para todas las guerras de europeos contra europeos desde el siglo XVI hasta el siglo XX.


Hoy, además, vende ropa y complementos de caza para que la escopeta siempre haga juego con el chaleco o las botas. ¡Genio y figura hasta la sepultura!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada