miércoles, 9 de septiembre de 2015

UN FUSILADO DURANTE LAS INVASIONES INGLESAS

UN FUSILADO DURANTE LAS INVASIONES INGLESAS



Producida la invasión inglesa de 1806, comenzó también la reconquista. Un puñado de patriotas comenzó a organizarse en la Chacra de Perdriel, financiados por Martín de Alzaga. Enterado por sus espías, Bereford manda una tropa para acabar con los resistentes.

La Chacra de Perdriel, en la hoy Villa Ballester, fue escenario del enfrentamiento entre las fuerzas criollas de Pueyrredon y las inglesas de Beresford, en agosto de 1806.

Uno de los prisioneros tomado en Perdriel por los ingleses, fue Miguel Skenon, (“un alemán católico romano que se nos había desertado previamente” lo define Alexander Gillespie, relator inglés de la invasión).

En la lucha, sirviendo como artillero con los criollos, se mantuvo firme en su puesto, hasta que tuvo que rendirse con su cañón.

Llevado a Buenos Aires, fue juzgado por un consejo de guerra y condenado a muerte.

Fue fusilado el 9 de agosto, en Buenos Aires, ante el regimiento 71 formado, con la asistencia espiritual del obispo Benito de Lué y Riega. “Antes de la ejecución el obispo en persona le administró el sacramento y le ofendió mucho que la guardia no se sacase las gorras durante la ceremonia, y aún la seguridad que se le dio de que tal deferencia era contraria a nuestros reglamentos militares, no mitigó de ningún modo la omisión” escribe Gillespie. 

“Aquella víctima afrontó su destino con firmeza y su ansioso pedido último fue que sus padres lo ignorasen siempre”.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada