jueves, 3 de septiembre de 2015

BRUNILDA reina de Austrasia

BRUNILDA reina de Austrasia




Nació en Toledo en el año 543 o 547 y murió en el año 613 en Renéve, cerca de Dijon. Es conocida también como Brunequilda. Era hija de Atanagildo y Goswinda y fue educada en la corte de Toledo.
Actualmente se la reconoce como una de las personalidades más destacadas de su época, pues ejerció al igual que su madre una gran influencia en los acontecimientos políticos, no aceptando la sumisión y el  vivir dominadas.
Era una mujer inteligente, enérgica y dura interviniendo en muchas de las intrigas que se suscitaron en su entorno relacionadas con la transmisión del poder y la posesión de territorios.
Sigeberto I. solicitó a Brunilda en matrimonio, esto beneficiaría los intereses de ambos reinos el visigótico y el franco, de esta forma Brunilda pasa a ser reina de una parte de  Galia., se casan en el año 566 y cambiando Brunilda su fe arriana por la fe católica.
Un año más tarde la hermana de Brunilda, de nombre Galsuinda contrae matrimonio con el hermano de Sigeberto I, Chilperico I, rey de Neustria aportando ésta una gran dote, este matrimonio fue un fracaso. El asesinato de  Galsuinda fue atribuido a Fredegunda que pasó a ser la siguiente esposa de Chilperico I y ello provocó que Brunilda guardará un gran rencor a ambos, y exigió que se devolviera la dote de su hermana.
Chilperico I se negó a devolver la dote y Sigeberto I buscó la ayuda de su hermano Gontran I de Borgoña para que mediara en el conflicto, a Brunilda y sus herederos se les entregó las ciudades de: Burdeos, Limoges, Cahors, Bearn y Bigorre.
Entre los años 567 y 570 Sigeberto I Brunilda tienen tres hijos: Ingunda, Clodosinda y Childeberto II. Durante esto años los conflictos con Chilperico I continúan, en el año 575 éste intenta recuperar las cinco ciudades por la fuerza. En una de las guerra muere Sigeberto I y Brunida se queda viuda y es junto con sus hijos hecha prisionera por  Chilperico I, y éste reclaman el reino de Austrasia.
Un hecho asombroso sucedió y es que un hijo de Chilperico I contrajo matrimonio con Brunilda, este príncipe tenía 19 años, ella 32 años, este matrimonio dio fama a Brunilda de incestuosa y lascivia, el matrimonio fue definitivamente anulado.
Brunilda regresa a Austrasia y asume la regencia de su hijo, de esta forma organiza y mejora la estructura del reino, llevó a cabo varias obras como la reparación de caminos, construcción de iglesias, abadías, castillos... también reformó las finanzas y reorganizó el ejército. Las mejoras que proponía pretendían favorecer en todo al pueblo y no a unos pocos.
Su hijo Childeberto II toma el trono a la edad de 13 años aproximadamente en 583.
Su enemiga Fredegunda atentó nuevamente contra la vida del rey, la reina regente y el primer nieto.
En el año 592 al morir Gontran I, Childeberto II asume el trono de Borgoña e intenta una guerra contra el reino de Neustria, pero fracasa. Brunilda participará en las decisiones políticas que se tomaron.
Childeberto II muere a los 26 años envenenado y se atribuye el crimen a Fredegunda.
Brunilda asume nuevamente la regencia a favor de sus dos nietos. Teodeberto II  y Teoderico II.
Brunilda con 60 años continuaba dirigiendo las luchas por el poder entre los reinos francos. Las relaciones entre Teoderico II y Teodeberto II eran muy inestables, pero los hermanos se unían ocasionalmente para combatir a otros.
Cuando contaba Brunilda con 70 años, reclama la corona para su bisnieto SigebertoII y la regencia para ella pero la nobleza lo rechaza.
Fue sometida a juicio y se la responsabilizó de numerosas muertes, las crónicas dicen que fue sometida a suplicio en el potro de tormentos durante tres días y que más tarde fue exhibida ridiculizándola ante el ejército de Clotario II y finalmente fue atada a un caballo que la arrastró hasta morir. Otras fuentes indican que fue desmembrada entre cuatro caballos. Las crónicas la representan como una mujer loca, malvada y perversa. Tiene fama de ser la peor mujer que ha existido en el mundo, se le han atribuido una gran maldad.
La reina Brunilda murió el 13 de octubre de 613, sus restos fueron depositadas en un sarcófago en la abadía de San Martín  en Autun, actualmente reposan en el Museo Rolin en Aviñón.
Brunilda fue el centro de duras luchas fratricidas, la búsqueda de apoyos políticos y de alianzas matrimoniales que sirvieran a la causa que defendía, la ocupó gran parte de su vida.
Introdujo en el mundo franco la práctica de origen romano de la regencia de la reina viuda, lo que le permitió gobernar mientras el heredero era menor de edad, a ella misma entonces y más tarde a otras de su misma posición social. Todo ello lo logró a pesar de la visibles resistencias por parte del entorno del poder en el que se movía que no aceptaba el que una mujer pudiera desempeñar el gobierno y ocupase un espacio político.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada