miércoles, 22 de julio de 2015

EL JUICIO DEL MONO

EL JUICIO DEL MONO


Un 21 de julio de 1925 concluyó en Tennessee, Estados Unidos, el llamado "Juicio del mono" que enfrentó a muchos ciudadanos de ese país y fue seguido por todo el mundo.

En marzo de 1925, la Legislatura de Tenesse dictó una ley por la cual las escuelas que recibían apoyo estatal debían enseñar a los alumnos que el origen del hombre era divino, de acuerdo con las enseñanzas de la Biblia y se prohibía exponer cualquier teoría que indicara que el origen de los seres humanos se relacionaba con "algún animal inferior".

La prohibición estaba referida a la teoría evolucionista, expuesta por
Charles Darwin en su libro "El origen de las especies", publicado en 1859.

John Scope, un profesor de Dayton, Tennessee, decidió probar la fuerza de la  ley y explicó en clase las ideas de Daarwin. Scope fue llevado ante los tribunales y se le inició un juicio que comenzó el 10 de julio y que el periodismo llamó "El Juicio del mono".

En su defensa trabajó el abogado Clarence Darrow, uno de los más
prestigiosos del país, y la acusación estuvo a cargo de Williams Jennings Bryan, quien habia sido candidato presidencial y era reconocido como un religioso fundamentalista.

Aunque el juez exigió que se dejara fuera del juicio la cuestión de la
validez de las teorías de Darwin, el tema no pudo evitarse y Bryan presentó una argumentación muy pobre en defensa de sus creencias.

La opinión de la gente se dividió en favor de ambos bandos, poniendo en evidencia los cambios culturales y sociales que experimentaba la nación.

Finalmente el profesor admitió sin sentimiento de culpa que había enseñado  las ideas prohibidas por la ley y fue sentenciado y multado con 100 dólares.

La sentencia fue apelada y la Corte Suprema del estado sostuvo que se había faltado a la ley, pero que la pena impuesta era excesiva: Scopers solo pagó un dólar.

La ley nunca fue aplicada y la derogaron en 1967.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada