lunes, 22 de junio de 2015

“ADELITA” ALTAGRACIA MARTINEZ “MUJER Y SOLDADO DE LA REVOLUCION MEJICANA”

“ADELITA” ALTAGRACIA MARTINEZ “MUJER Y SOLDADO DE LA REVOLUCION MEJICANA”




Si mi Adelita se fuera con otro
La seguiría por tierra y por mar
Si por mar en un buque de guerra
Si por tierra en un tren militar.

Adelita se hizo famosa a través de una canción, pero existió realmente.

Su nombre real era Altagracia Martínez, y era de la clase alta en la Ciudad de México. Simpatizante de la Revolución se une a la misma, siendo bautizada con el nombre de “Adelita” por el General Francisco Pancho” Villa y el Coronel Rodolfo Fierro.
Preparaba la comida y el fusil, remendaba ropa, despachaba ferrocarriles, espiaba, era telegrafista, correo, enlace, propagandista, enfermera y combatiente (llegó a ocupar puestos de mando); también era valiente, aguerrida, abnegada y solidaria con la lucha.

Al parecer fue asesinada por mandato de Pascual Orozco.

Se conoce como adelitas o soldaderas a las mujeres que participaron en la Revolución mexicana, en los contingentes militares de grupos revolucionarios como soldados, cocineras, enfermeras o ayudantes.

Su popularidad llega hasta nuestros días con la imagen captada por Jerónimo Hernández, fotógrafo oficial y muy probablemente jefe de fotografía del diario maderista Nueva Era. La imagen, publicada el 8 de abril de 1912 en ese diario, muestra a una mujer con un reboso en la cabeza, bajando del ferrocarril de la estación Buenavista y a las de tropas del general Victoriano Huerta a punto de partir hacia Chihuahua, donde combatirían al general Pascual Orozco, que se había sublevado contra el presidente Francisco I. Madero. 

El pie de foto dice: "Defenderé a mi Juan". De ahí que Altagracia se considerara como soldado, aunque algunos dicen que era una cocinera y otros, que era una prostituta. Sin embargo, la mayoría sigue creyendo que estaba en el frente de batalla. 

Aunque la fama de Las Adelitas se dio en la Revolución Mexicana, hay quienes afirman que las mujeres tomaban armas desde la Independencia (1810).Cobran visibilidad en 1922 cuando viene todo este movimiento nacionalista, cuando llegan a la Ciudad de México las tropas mexicanas.

Muchas veces Las Adelitas se enfrentaron al dolor de perder a su hombre y entonces valientemente agarraron el fusil. "Cuando entra a la batalla está sujeta a todos los vaivenes de la guerra y puede ser una prostituta, porque cuando el hombre se le muere y ella está en la lucha puede ser refugio o ayuda a otros hombres. Se vuelve una mujer que acompaña y ayuda a los demás", se argumenta. 

Con el tiempo se reconoció el esfuerzo de estas mujeres.

En todo México, cada 20 de noviembre, aniversario de la Revolución, miles de niñas y jóvenes se visten de Adelita, símbolo de las mujeres valientes y aguerridas del País Azteca. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada