martes, 31 de marzo de 2015

LA FUNDACIÓN DE UN PERIÓDICO: JUAN HIPÓLITO VIEYTES

LA FUNDACIÓN DE UN PERIÓDICO
JUAN HIPÓLITO VIEYTES



Petición para la fundación de un Semanario de Agricultura, Industria y Comercio que Don Juan Vieytes intenta fundar en Buenos Aires.

Señores de la Junta de Gobierno
Conozco la obligación con que nací de ser útil a mi Patria y creo que de ningún modo cumpliré mejor con un deber tan sagrado como haciendo todo lo que esté de mi parte para desempeñar el objeto que se propone el Semanario de Agricultura, Industria y Comercio cuyo Prospecto tengo el honor de presentar a VSS. alentado de la confianza de que será admitido bajo su poderoso amparo y protección.
Confieso que la ambición de concurrir en algún modo con el generoso esfuerzo con que este Vuestro Tribunal ha propendido desde su erección a promover la felicidad de estas Provincias ha sido acaso el mas poderoso estimulo que me ha hecho atropellar por aquel montón de dificultades que de ordinario se presentan a los establecimientos de esta clase, y que al creerme asegurado de la alta protección que VS dispensa a los que de este modo se ocupan con provecho; no he temido el estampar mi nombre a la frente de un papel que sólo tiene por objeto el hacer florecer y prosperar a nuestra lánguida Agricultura y ver ocupados útilmente los brazos que hoy se hallan concentrados en la más reprensible ociosidad. Si SS VSS conocen mejor que nadie por una tan triste como lamentable experiencia cuanta necesidad tiene el Labrador de que se le enseñe prácticamente el camino que debe seguir en sus ejercicios rurales, y que por falta de este auxilio se mantiene como aislado dentro de los escasos conocimientos que le enseñaron sus Padres.
En un tiempo en que casi todos los Pueblos del Mundo conocido han vuelto su mira al adelantamiento y fomento de la mejor y la más noble de las artes sería incontestable el cargo que aún por las Naciones menos cultas se hiciese a la porción más pingüe y más feraz de nuestra América de no haber adelantado un solo paso en los precisos conocimientos de su Agricultura y de su Industria.
Yo conozco que mis conocimientos y mis fuerzas son del todo insuficientes para llenar el grande objeto que mi Patriotismo se ha propuesto; pero tampoco dejo de conocer del mismo modo cuanto puede una firme y constante aplicación sacrificada oportunamente en obsequio de la común prosperidad, una vez que al intento le anime todo el aliento que VSS incesantemente exhalan en promover por todos modos la felicidad de estas Provincias.
Cuando en los fastos de nuestra historia argentina registren los venideros los esfuerzos que se han hecho en estos tiempos para propagar y difundir en el Común del Pueblo los útiles conocimientos que la posteridad supo adelantar y transmitir hasta los suyos bendecirán incesantemente el decidido anhelo de ese respetable cuerpo a cuya sombra y protección debieron su más constante apoyo los establecimientos de esta especie; y yo aseguro con firmeza que no se podrá desentender su gratitud de perpetuar la memoria de sus ilustres bienhechores consagrándoles los dulces y lisonjeros epítetos de Padres de la  Patria.
Juan Hipólito Vieytes
1802


Archivo General de la Nación. Sala IX 4-7-6. Año 1802



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada