lunes, 7 de septiembre de 2015

NACIMIENTO DE GEMELOS, MENSAJE DE LOS DIOSES EN LA ANTIGUA GRECIA Y ROMA

NACIMIENTO DE GEMELOS, MENSAJE DE LOS DIOSES EN LA ANTIGUA GRECIA Y ROMA




El nacimiento de dos hermanos gemelos idénticos es un acontecimiento muy poco frecuente.

Tanto es así que muchos pueblos de la antigüedad consideraban esto como algo mágico o una especie de mensaje divino.  

Sabemos por la lectura de la mitología griega de varios gemelos.

Los principales son los dióscuros, Cástor y Pólux. Según este mito, Zeus, enamorado de Leda, la bella esposa del rey Tíndaro, adoptó la forma de un cisne para poseerla. De la unión de Leda con Tíndaro y con Zeus, nacieron los dos gemelos mencionados. Uno de ellos era inmortal, por ser hijo de Zeus, mientras que el otro era completamente humano. Llegados al final de sus días, uno fue al cielo y el otro al Erebo, morada de los muertos. El hermano divino, por sentimiento de amor fraternal, cedió la mitad de su inmortalidad, para que su otro hermano pasara la mitad de cada día en el Olimpo, mientras él ocupaba su lugar en los infiernos.  

Este mito buscaba explicar la aparición de los luceros matutino y vespertino, que son en realidad la misma cosa: el planeta venus.

Este cuerpo celeste tenía mucha importancia entre los pueblos agricultores, porque se usaba para medir el tiempo y hacer conciliar el calendario lunar con la época de las cosechas.

Adoraron a la diosa del planeta Venus los sumerios, babilonicos, griegos, diversos pueblos del cercano oriente e incluso Roma.

También los pueblos de México y Guatemala, tenían un calendario muy exacto, aunque algo complejo para nosotros, cuya exactitud apabulló a los europeos del siglo XVI.    

Los mayas usaban este calendario y su libro sagrado Popol Vuh, también habla de dos gemelos divinos, asociados con la cosecha, con el juego de la pelota y con la decapitación ritual para invocar los dioses de la fertilidad.   

En la mitología grecolatina hay varios gemelos: Anfión y Zetos, Eteocles y Polinice, Aesón y Pelias, Amulio y Numitor, Rómulo y Remo.   

El culto a los muertos egipcio se basa en la historia de Osiris, atacado por su hermano Set. También la Biblia menciona a Jacob  y Esaú. Sin olvidarnos que Herodoto explica la costumbre espartana de tener dos reyes porque en una ocasión en la familia monarquica nacieron dos gemelos herederos al trono.  

También hay una tradición gnóstica que menciona que Jesucristo tuvo un gemelo llamado Judas, a quien el nazareno reveló su auténtica doctrina. Según algunos estudiosos, éste hermano sería el apóstol Tomás, ya que en el evangelio se lo menciona, "Tomás, llamado gemelo (dídimo)", siendo que Tomás proviene del arameo y su significado es precisamente gemelo.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada