miércoles, 16 de septiembre de 2015

EL OJO DE HORUS

EL OJO DE HORUS


Los Sacerdotes de la Orden, también llamada " Ojo de Horus ", guardaron muchas enseñanzas en los símbolos y signos para no ser profanados, permanecían en un Eterno Presente; en sus salones esta cerrada organización de sacerdotes dirigieron los destinos de Egipto durante miles de años, desde la sombra, detrás del Faraón.
Los Ojos representan el SOL, el sentido de la Vida, actúan percibiendo la Luz, transmiten a la mente la intensidad y la fuerza del Fuego. Simboliza la dualidad, el ojo izquierdo es Solar sensible a lo negativo en cambio el ojo derecho es lunar sensible a lo afirmativo o positivo.
El Ojo de Horus es la Conciencia Inmortal que todo lo sabe, todo lo ve.
Desde los Templos los sacerdotes guiaron en Paz y armonía el perfeccionamiento espiritual del pueblo, revelando conocimientos sobre Dios, el Universo y el Proceso que sufre la Conciencia del Hombre.
Protegido del exterior por altísimos muros cada templo era un enorme complejo donde vivieron miles de personas, hombres y mujeres por igual, porque no había distinción de sexos.
El Proceso de Aprendizaje se realizó en distintos Templos donde permanecían por largos períodos mientras recibían la información que contenían el entrenamiento correspondiente a ese nivel y las pruebas de auto-control para avanzar al siguiente nivel en otro de los templos existente sobre las riberas del Nilo.
Cada templo fue una Biblioteca viva con información especializada, cada uno tenía una lección distinta sobre el Universo o sobre la Razón de la existencia. Cada templo tenía un Tema Sagrado que da sentido a todo lo creado.
El nivel básico se daba en los 7 primeros años cuando se daba información general sobre el Universo y entrenamiento para manejar los centros energéticos del cuerpo.
En su interior aprendieron a controlar el miedo a perder a entender que se tiene lo que corresponde cada vida. Para vivir las experiencias de aprendizaje que se necesita, comprender que la muerte es un paso a otra experiencia de aprendizaje.
Los Iniciados probaban su determinación.
En su interior se realizaron ejercicios guiando las energías y la mente a cada órgano hasta que hicieron conciencia del cuerpo entero y lo manejaron a voluntad como un excelente instrumento.
Varios templos con sacerdotes y sacerdotizas de Menphis e Isis estuvieron dedicados a transmitir información y entrenamiento sobre las percepciones físicas, emocionales y deseos. Aprendieron a Transmutar las pasiones y las sensaciones del cuerpo con el Poder del Espíritu, a elevar su Conciencia y su vibración vital, a solicitar y canalizar las energías en Inspiraciones en Planos más evolucionados para Despertar su Ser Interior Profundo.
LAS DOCTRINAS GNOSTICAS ESTÀN BASADAS EN LOS PRINCIPIOS HERMÈTICOS QUE CONOCÌAN Y PRACTICABAN LOS SACERDOTES DEL ANTIGUO EGIPTO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada