martes, 7 de julio de 2015

PEDRO REGALADO DE LA PLAZA “uno de los principales colaboradores del general San Martín en la instrucción militar del Ejército de los Andes”.

PEDRO REGALADO DE LA PLAZA 

uno de los principales colaboradores del general San Martín en la instrucción militar del Ejército de los Andes”.
 



Nació en la ciudad de Mendoza, en 1787, siendo sus padres el teniente general don Gaspar de la Plaza y doña María Micaela de Acosta.

Ingresó a la carrera militar en clase de cadete, el 28 de enero de 1803, participando en las invasiones inglesas, donde por su heroica actuación contra el usurpador inglés fue designado teniente del “Cuerpo de Voluntarios del Río de la Plata”, el 1 de septiembre de 1807, y al año siguiente ayudante del primer batallón.

Después de los sucesos de mayo, la Primera Junta lo reconoció como capitán graduado, el 3 de agosto de 1810, otorgándole el nombramiento de primer ayudante mayor del Regimiento de Artillería. Fue nombrado capitán 2do de la 5ta Compañía, el 24 de mayo de 1811.

A raíz del desastre de Huaqui, integró el cuadro de oficiales formado por Manuel Dorrego, Ignacio Warnes, y otros, que al mando del Cnl Cornelio Saavedra se dirigieron a incorporarse en agosto de 1811 al Ejército del Alto Perú. Participó en las victorias de Tucumán y Salta, y en las derrotas de Vilcapugio y Ayohuma. 

A comienzos del año 1814 se sumó al ejército que sitiaba Montevideo. Una vez caída la plaza, fue enviado a Mendoza, el 13 de diciembre de 1814, para incorporarse a las fuerzas de San Martín; conduciendo 50 artilleros y cuatro cañones, con el grado de comandante general de artillería.

San Martín descubrió sus excelentes condiciones de organizador en el manejo del arma de artillería y lo designó director de la maestranza y parque.

El 15 de junio de 1815 le fue dado el empleo de sargento mayor, y recibió la confirmación del grado con la promoción de teniente coronel graduado en 1816.

Regalado de la Plaza era un oficial práctico en su arma y poseía notables condiciones de organizador. Su labor y capacidad llamaron la atención de San Martín, cuya estimación y confianza se granjeó rápidamente.

La confianza del Libertador lo hizo depositario de máximas responsabilidades, poniéndolo a cargo de todas las actividades del parque, laboratorio de mistos, fábrica de salitre, de pólvora y fundición. El director por su encomiable labor al frente de la maestranza, le dio gracias en nombre de la patria el 16 de setiembre de ese año, calificando sus servicios de “honrosa comportación”. Dice el Grl Florit en su libro: “San Martín y la causa de América” que el comandante Regalado de la Plaza fue uno de los principales colaboradores del general San Martín en la instrucción militar del Ejército de los Andes.

Puesto en mando el Ejército de los Andes, condujo por los desfiladeros de Los Patos el grueso de la artillería, gracias a las sabias disposiciones por él tomadas.

Actuó con brillo en la batalla de Chacabuco, mereciendo que el Grl San Martín  en un parte suplementario que envió al gobierno de las Provincias Unidas, el 14 de abril de 1817, recomendase varios jefes y oficiales que se habían  destacado en aquella acción. Refiriéndose a Regalado de la Plaza, señaló: “El comandante general de artillería D Pedro Regalado de la Plaza, que como jefe ha llevado su deber del modo más satisfactorio y en la campaña ha satisfecho la confianza que me merecía”.

El 31 de mayo de 1817 era promovido a teniente coronel efectivo y comandante de un batallón de artillería de reciente creación. Compartió el desastre de Cancha Rayada. Pocos días más tarde, actuó brillantemente en la batalla de Maipú al mando del regimiento “Artillería de los Andes”, comportamiento que San Martín, reconoció nombrándolo coronel, el 15 de abril de 1818.

Al mes siguiente, a su solicitud, obtuvo licencia, y el 1 de septiembre de dicho año se le concedió retiro por invalidez, radicándose desde esa fecha en su ciudad natal.

Por acciones de guerra, se le otorgaron las condecoraciones dadas a los vencedores de Tucumán y Salta, la medalla de Chacabuco y los cordones de Maipú; fue miembro de la Legión del Mérito de Chile. En 1820 comandó la artillería de las fuerzas mendocinas que se organizan para rechazar la invasión de José Miguel Carrera.

Fue comandante general de armas, jefe de estado mayor y comandante general de artillería en las administraciones de Alvarado y Videla Castillo. Invadida la provincia de Mendoza por Juan Facundo Quiroga luchó en su contra, en la localidad de Rodeo de Chacón en combate favorable  al jefe riojano, que lo obligó a exiliarse en Chile, donde murió en el año 1856. Dijo Sarmiento al recordarlo: “Es uno de esos fragmentos de las pasadas glorias, arrojadas aquí y allá como escombros de los grandes trastornos volcánicos. Actor y artífice de nuestras más grandes glorias militares”.

José A. Scotto en su antigua recopilación biográfica cita un fragmento  de la oración fúnebre que ante su féretro pronunciara don Bruno Larrain en Santiago de Chile: (...) “Aquí tenéis, señores, los restos de un hombre, que ayer no más era un rasgo histórico palpitante de la revolución que nos elevó a la dignidad de hombres libres, virtuoso, humilde, modesto hasta confundirse entre la multitud, padre de la patria, servidor infatigable de la humanidad, esposo digno, padre cariñosísimo, he aquí en compendio, señores, los rasgos distintivos de su carácter. ¿Quién no lo conoce en Chile y en la República Argentina, su patria? ¿Quién lo odia, ó más bien, quién no lo aprecia? (...)

Próximo a expirar, a la edad de 71 años, decía a sus hijos: “nada tiene que dejarles este pobre viejo que va a morir, nada: sino un nombre, y el recuerdo que a éste está unido, que el que lo llevaba se consagró con toda su alma al servicio de tres repúblicas”.



BIBLIOGRAFIA 
JOSE ALBERTO SCOTTO, Notas Biográficas, Bs. As., 1910, tomo II.
BARTOLOME MITRE, Obras Completas, Bs. As., 1938.
JOSE P. OTERO, Historia del Libertador José de San Martín, Bs. As., Biblioteca del oficial, 8 tomos, 1944/1945.
ALFREDO GARGARO, Pedro Regalado de la Plaza; Comandante General de Artillería; Director de Maestranza del Ejército de los Andes. Relación documental, Santiago del Estero, 1950. 
DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO, Obras Completas, Bs. As., 1956, Tomo XIV.
ERNESTO FLORIT, San Martín y la Causa de América, Bs. As., Círculo Militar, 1967.
Cutolo, Vicente, Nuevo diccionario biográfico argentino, Ed. Elche, Bs. As., 1968-1985.
De Marco, Miguel Ángel, La patria, los hombres y el coraje, Ed. Emecé, Bs. As., 2006. ISBN 978-950-04-2776-0
Ruiz Moreno, Isidoro J., Campañas militares argentinas, Tomo I, Ed. Emecé, Bs. As., 2004. ISBN 950-04-2675-7




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada